21/9/14

Pan de centeno sin levadura, dieta Entulínea



Esta vez, he tenido que improvisar, necesitaba y quería hacer un pan de centeno, porque me gusta y considero que me va muy bien para la dieta Entulínea, regula mi organismo y me ayuda a la digestión. 
Además el centeno es rico en vitaminas E, B y en minerales como magnesio, fósforo y zinc.
También contiene  ácido linoleico y rutina, una sustancia que refuerza los capilares sanguíneos y mejora la circulación venosa, lo cual estoy comprobando a ver si es cierto y noto mejoría en mis piernas hinchadas.
Cierto es que la textura de este pan es diferente a lo que podemos pensar que es un pan normal, esponjoso, corteza etc... pues no... lo describiría como textura terrosa o harinosa, y de sabor fuerte pero muy agradable, me recuerda mucho al pan de "boroña" que se hace con maíz sobretodo en Galicia y Asturias... 

Como os decía he tenido que improvisar porque no tenía levuadura de panadero, ni fresca ni en sobres, nada más tenía que bicarbonato e impulsor (levadura royal para bizcochos, como la llamamos siempre) y este ha sido el resultado.
Espero que lo probéis.
Ingredientes: 
250 harina centeno 23pp
2 cucharadas más de harina de fuerza 3pp
1 cucharada de aceite 3pp
1 cucharada de bicarbonato
1 sobre de levadura royal 1pp
1 vaso 220ml. De leche desnatada 2pp
Jugo de 1 limón
sal

Puntuación: 
Total 32 PP... sale pequeñito, como 6 porciones grandecitas unos 5 PP

Preparación: 
Se pone la leche con el limón para que se corte y se deja 15 minutos (aparece todo grumoso...es lo que necesitamos) Por otro lado mezclamos las harinas con el bicarbonato, el royal (si el de los bizcochos)
y la sal.


Agregamos la leche cortada y grumosa, todo el contenido y mezclamos bien.

Si vemos que queda muy seco podemos añadir un poco más de agua, debe quedar como un puré de patata, una masa húmeda.

 Metemos al horno unos 30-40 min. y listo.  A mi me ha gustado muchísimo su sabor, diferente al típico de centeno.
Publicar un comentario